Dieta de Colores

Aló Chicas!!

¿Cómo estuvo su fin de semana? El mío fue muy extraño pero creo que de un gran avance personal, al menos así lo siento jeje ya el tiempo dirá, gracias a todas por sus lindos comentarios del post anterior, porque me hicieron sentir muy bien en un momento donde me sentía muy mal, pero ya estoy de vuelta y con muchas ideas para compartir con ustedes =D así que para iniciar bien la semana con mi sección de lunes saludable y alternativo hoy les comparto el artículo de la dieta de colores de mi revista Salud Alternativa.


Una dieta de colores

Aunque pueda parecer frívolo elaborar un menú en función de los colores en el Centro para el Control y Prevención de las Enfermedades de Estados Unidos se lo toman muy en serio.

Resulta que ellos nos recomiendan: incluir una ración de cada color en el menú diario.

Y con esta medida tan sencilla además seguiríamos los consejos de los médicos y nutricionistas que nos dicen que hay que comer entre 5 y 9 raciones de alimentos vegetales cada día. Por ejemplo: un plato con algunas verduras de hoja verde salpicada de aros de cebolla blancos, un plato de tomates rojos o trozos de piña amarillos, un vaso de zumo de naranjas y una taza de arándanos azules.

Y es que cada color revela la presencia de un tipo de antioxidante con una acción protectora específica sobre el organismo. Algunos de ellos, como los pertenecientes a la familia de los índoles y a la de los fenoles, son capaces de convertir formas inactivas de vitamina C presentes en el organismo en otras formas activas. Otros fitoquímicos antioxidantes protegen de diferentes maneras los tejidos, conservándolos elásticos y sanos.

Cuando se añaden rojos intensos o rosas brillantes a la dieta diaria, se está incluyendo un poderoso agente llamado licopeno. Se encuentra en los tomates, las uvas rojas y rosadas, la sandía, la papaya y la guayaba. Las dietas especialmente ricas en licopeno se consideran recomendables por su capacidad para luchar contra las enfermedades del corazón y algunos tipos de cáncer, en particular el de próstata. Se ha demostrado que los licopenos están presentes en una concentración bastante elevada en tomates procesados, puré de tomate…

Los tonos amarillo-verdosos suelen indicar que el alimento contiene los carotenos luteína y zeaxantina, que se encuentran en las espinacas, las berzas y las coliflores. Los antioxidantes de estas hortalizas actúan como escudos protectores de la retina frente al ataque de agentes nocivos: previenen las cataratas y la degeneración macular, las principales causas de ceguera evitable. La quercitina también es un flavonoide amarillo-verdoso presente en cebollas, manzanas, brécol, cerezas, uvas o repollo rojo.

Hoy se sabe que varias hortalizas de color verde pertenecientes a la familia de las crucíferas (brécol, coles de Bruselas, nabos…), consumidas habitualmente, inhiben el desarrollo de tumores por el efecto de su contenido en indoles y sulforanos. Pueden bloquear las hormonas esteroideas que favorecen el cáncer de mama y de próstata. Contienen también altas concentraciones de fibra, vitamina C, selenio y ácido fólico, vitamina del grupo B que previene las malformaciones del sistema nervioso en bebés y los infartos cardiacos.

La presencia del color amarillo o naranja en la mesa debiera ser una obligación. Las hortalizas y frutas de este color, como los boniatos, los mangos, las zanahorias y los albaricoques contienen betacaroteno o provitamina A, un antioxidante natural que fortalece el sistema inmunitario y colabora con la vitamina E en proteger las membranas celulares de los ataques de los radicales libres. La hesperidina, que resulta procirculatoria, se encuentra en los hollejos de las naranjas y de los limones. Además, el grupo naranja es rico en vitamina C.

Los azules y púrpuras no sólo añaden bellos contrastes a los platos sino que también suman salud a través de sus flavonoides. Las proantocianidinas y antocianidinas, a las que se ha denominado superantioxidantes porque son 50 veces más activas que la vitamina E y 20 veces más que la vitamina C, son los pigmentos responsables del color azul. Los alimentos con estos pigmentos están siendo estudiados por su papel en las defensas corporales frente al cáncer. Los arándanos, campeones en esta categoría, son además ricos en vitamina C, fibra y potasio.

Por último, algunas hortalizas de color blanco destacan por su contenido en alicina, que se encuentra en todos los miembros de la familia de la cebolla. El ajo, las cebolletas, las escalonias y los puerros contienen el compuesto sulfurado, responsable del típico aroma del grupo y del efecto lacrimógeno. Las investigaciones han demostrado que ayuda a bajar el colesterol malo LDL, reduce la presión arterial y aumenta la capacidad del cuerpo para resistir las infecciones.

El color intenso de un alimento es un indicador de la concentración y del tipo de compuestos antioxidantes. Y hoy en día sabemos que los antioxidantes son una de las claves de la longevidad. Así que ¡anímate! y convierte tu mesa en un arco iris.
Les deseo un lindo lunes!!
XOXO♥

Ina

5 comentarios:

  1. que interesante! te puedo presumir algo? jaja es algo tonto, pero para mi siendo una rata de ciudad es una maravilla. Ayer comí blueberries directamente de sus arbustos! es algo raro, me sentí un poco chango, o vaca, jaja, y lo mas irreal es que el bosque estaba lleno, pero lleno de blueberries!

    Las cosas que ve uno en los ranchos Suecos, jiji

    Un beso!

    ResponderEliminar
  2. Hola Ina! que bonita foto la del post anterior... pues yo trato de comer 5 raciones o por lo menos 3 de vegetales o frutas al día... 1 toronja en la mañana, 1 plátano o manzana a medio día, 1 o 2 jitomates, chayotes o lechuga en la comida y 1 plato de uvas o duraznos antes de la cena... pensando precisamente en todo esto que nos dices porque yo ya había leído que es lo más recomendable... ;)
    un abrazo y que tengas una excelente semana ;)

    ResponderEliminar
  3. esta bien esto de la dieta de colores! ciertamente cada alimento puede ser bien agrupado verdad?

    me alegra visitar tu blog, asi que volvere prontito de nuevo!

    un besin desde http://www.sweetstyleblog.com/

    ResponderEliminar
  4. Bere; jaja que ricoo a mi me encanta ir a cortar las frutas de los arboles y comermelas o_O pero hay que prevenir las enfermedades jajaja que envidia un bosque de bluberries =P


    Ana; que buena eres para la nutrición, que envidia, por que a veces yo no puedo evitar caer en el pecadoo =O

    Gracias por sus comments =D

    ResponderEliminar
  5. Gracias Tere, voy al tuyo enseguida!! Besos

    ResponderEliminar

Gracias por tu comment =D

Instagram